PHP: QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

Comencemos por el principio: ¿qué es el PHP?

PHP proviene del inglés,  de Personal Home Page en sus inicios, o Hypertext Pre-Processor (preprocesador de hipertexto). Fue creado en 1994 por el programador Rasmus Lerdorf.

Es un lenguaje de programación del servidor, que se utiliza en el desarrollo de sitios web estáticos o dinámicos, o aplicaciones web. Este lenguaje se puede insertar en el HTML de un sitio, por lo que cuando se accede a una página PHP, el servidor en el que está alojado el sitio web puede leer la página ( o lo que es lo mismo, analizar su código PHP).

PHP es uno de los lenguajes de programación del lado del servidor más admirados y populares que se utilizan ampliamente para crear sitios web. Con un tiempo de respuesta más rápido, seguridad mejorada y asequibilidad, PHP se ha convertido en la opción preferida de los desarrolladores de sitios web. Es muy probable que si tienes un sitio web, esté desarrollado con PHP.

PHP:  INTRODUCCIÓN A LAS VERSIONES

El lenguaje PHP, es gratuito en código abierto desde su lanzamiento, y desde entonces fue evolucionando sin especificaciones formales o standard hasta 2014, año en el cual se comenzó a trabajar para crear unas especificaciones formales estandarizadas de PHP.

Los diferentes avances se han ido codificando en versiones, que van evolucionando rápidamente. Ahora mismo (agosto 2020) vamos por la versión 7.4. y se espera que la versión 8.0 se lance a finales de 2020.

Las versiones 7.2 y 7.3 están desfasadas aunque siguen recibiendo soporte, y cualquier versión anterior está ya desfasada y sin soporte de ningún tipo.

VERSIÓN PHP OBSOLETA:  POR QUÉ TANTO LÍO?

 

Si tienes una web en wordpress, éste utiliza PHP. Y no sólo wordpress, sino también sus temas y sus plugins.

Pasar de una versión 7.2 o 7.3 a la versión actual 7.4 no es, a priori, tanto lío, pues hay menos diferencias entre ellas y (a priori), y los problemas de incomptabilidades suelen ser menores y menos complejos.

El problema viene cuando no has ido actualizando una web con unos cuantos años, y te toca pasar de 5.X a la versión actual de golpe y porrazo. 

Y, sorpresa! La triste realidad de la digitalización española es que la gran mayoría de empresarios online todavía trabaja con versiones 5.x!

Todos sabemos los problemas de trabajar con versiones antiguas de software: brechas de seguridad, errores varios…aún así, como humanos ocupados que somos, lo solemos ir dejando y dejando…hasta que llega un día en el que:

– Recibes un email de tu empresa de alojamiento diciéndote que van a descontinuar versiones antiguas (entre las que se encuentra la tuya),

– Te compras un plugin molón y encuentras justo el que necesitas para una función x, y no puedes instalarlo porque es moderno y no es compatible con tu versión antigua de PHP, etc.

Tú puedes estar muy ocupado y querer ahorrar tiempo o dinero pasando de actualizar PHP, si algo funciona, para qué tocarlo verdad? :p

Pero las empresas de alojamiento web y desarrolladores/vendedores de software, deben estar al día, y llega un momento en el que inevitablemente, hay que actualizar ( o tú, controladamente, o el hosting, forzosamente).

Yo misma estaba activando un plugin en una web hoy, y mirad la sorpresita que me he encontrado :p

ACTUALIZAR VERSIÓN PHP OBSOLETA:  CÓMO HACERLO?

Las actualizaciones de PHP se gestionan desde tu proveedor de alojamiento web, y dependiendo de lo desactualizado que esté, puede ser muy sencillo o un rollo macabeo que te lleve hmuchas horas y muchos dolores de cabeza.

Los pasos recomendados para hacer una actualización exitosa son:

1. Comprobar tu versión actual de PHP. Lo más cómodo y rápido es preguntarle a tu proveedor de hosting / webmaster.

2. Analizar tu web, función a función, plugin a plugin, para entender bien antes de la actualización qué funciones de tu web dejarán de ser compatibles con la nueva versión. Para esto, tenemos un plugin muy chulo llamado PHP COMPATIBILITY CHEKER.

3. Tomar decisiones. Puedes que te tengas que enfrentar a la decisión de decir adiós a algunos plugins de tu web, pues al actualizar a versiones recientes, dejen de ser compatibles.

4. Actualizar. Cuanto más inviertas en los pasos anteriores, menos sustos en la actualización. No serás ni el primero ni el último,que actualice PHP y acabe con una web con decenas de mensajes de error…o con pantallas completamente en blanco y tú con cara de póker maldiciendo al maldito Rasmus Lerdorf. (Es broooooooma, pobre señor, encima que desarrolla el lenguaje!). Hay clientes que me preguntan qué versión actualizar, y no hay una respuesta única para ello. Depende de tu web, cómo funciona, los plugins instalados y tus necesidades. La regla de oro general sería siempre a la más actual, si puedes y te compensan las incompatibilidades.

Y esto es todo por hoy!

Espero que os sea de utilidad 🙂

Cómo váis con el PHP de vuestra web?

Sois de los que lo habéis dejado pasar hasta que no os ha quedado remedio o sóis de los afortunados que lo lleváis al día?

Cualquier duda o aportación, no dudéis en dejarme un comentario y lo veremos juntos con toda la comunidad!

Y ya sabéis que si necesitáis ayuda o directamente preferís subcontratar esta tarea, podéis contratar mis servicios!

Lara Prado.